martes, 18 de noviembre de 2008

LOLLY-MADONNA XXX (FICHA)



LOLLY-MADONNA XXX / THE LOLLY-MADONNA WAR

1973. Metro Goldwyn Mayer. 100 min. Color.

Director: Richard C. Sarafian.
Guión: Rodney Carr-Smith y Sue Grafton.
Historia de: Sue Grafton.
Productor: Rodney Carr-Smith.
Música: Fred Myrow.
Director de fotografía: Philip H. Lathrop.
Montaje: Tom Rolf.
Casting: Lynn Stalmaster.
Director artístico: Herman A. Blumenthal.
Decorados: James W. Payne.
Rodaje: Knoxville, Tennessee (USA).
Estreno USA: 21 de febrero de 1973.

INTÉRPRETES:
Rod Steiger (Laban Feather), Robert Ryan (Pap Gutshall), Jeff Bridges (Zack Feather), Scott Wilson (Thrush), Catherine Squire (Chickie Feather), Tresa Hughes (Elspeth Gutshall), Timothy Scott (Skylar Feather), Kiel Martin (Ludie Gutshall), Ed Lauter (Hawk Feather), Joan Goodfellow (Hermana E. Gutshall), Season Hubley (Roonie Gill), Randy Quaid (Finch Feather), Gary Busey (Zeb) y Paul Koslo (Villum Gutshall).

ARGUMENTO:
Una pradera del interior de Tennessee se convierte en la frontera que separa las vidas de dos familias de granjeros y en el campo de batalla en el que se traducen sus peores sentimientos.

COMENTARIO:
Este film cuenta la rivalidad de dos familias de Tennessee que venden alcohol de manera ilegal durante la ley seca. Por un lado están los Feather, integrado por el patriarca Laban (Rod Steiger) y sus cuatro hijos: Thrush (Scott Wilson), Zack (Jeff Bridges), Hawk (Ed Lauter) y Finch (Randy Quaid); el otro bando son los Gutshalls, formado por el patriarca Pap (Robert Ryan) y sus tres hijos: Ludie (Kiel Martin), Seb (Gary Busey) y Villum (Paul Koslo). Se basó en la novela de Sue Grafton “The Lolly-Madonna war”, el título se refiere a un personaje ficticio que se inventa Ludie Gutshall a través de correspondencia para desestabilizar el otro bando. La película pasó totalmente desapercibida allí donde se estrenó y supuso al menos para Bridges la ocasión de aprender de veteranos como Robert Ryan, con el que volvería a coincidir en “El repartidor de hielo”, y Rod Steiger, cuyos métodos de trabajo eran diametralmente opuestos a los suyos. En este film conoció a uno de sus grandes amigos dentro del oficio, Gary Busey. El televisivo Richard C. Sarafian no pareció la mejor opción para un film de tales pretensiones, demostrando nuevamente su mediocridad en filmes como “El hombre que amó a Cat Dancing” (1973) o “El árabe” (1976) y abandonando la dirección para dedicarse a la interpretación a partir de la década de los 90.

VALORACIÓN IMDB:
5'2/10.